AHORRO ENERGÉTICO

La iluminación LED destaca frente a los sistemas de iluminación tradicional por ofrecer una mejor relación entre la luminosidad y la potencia consumida, consiguiendo un gran ahorro energético para el mismo nivel de iluminación.
Hablamos de un ahorro de hasta un 70 % en el consumo de la iluminación del ascensor. Ese ahorro al cabo de un año supone una gran cantidad de dinero.

MAYOR VIDA ÚTIL

Una de las principales ventajas de la iluminación LED es su vida útil, siendo mucho mas longeva que los tubos fluorescentes. Este hecho nos permite ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero en comprar y sustituir los tubos existentes.

APAGADO AUTOMÁTICO

Tradicionalmente, las cabinas de los ascensores han permanecido encendidas permanentemente, con el gasto energético que ello conlleva. El proceso de encendido y apagado es perjudicial para los tubos fluorescentes, y acorta su vida útil. Este problema no existe con la iluminación LED, que no tiene ningún inconveniente en realizar múltiples apagados y encendidos.